Junta Vecinal

Sámano pide investigar las cuentas de la junta vecinal

El pedáneo solicitó la fiscalización de la contabilidad al Tribunal de Cuentas, pero éste no puede intervenir porque la petición no procede del estamento adecuado.

La gestión del anterior pedáneo de Sámano, el exsocialista Javier Eguren, ha dejado a la Junta Vecinal al borde de la quiebra. Su deuda de 1,2 millones de euros, el desorden en la documentación y el hecho de que el interventor de Castro Urdiales haya sumado gastos de hasta 40.000 euros sólo en comidas y cestas de Navidad por parte de la anterior junta, han llevado al pedáneo actual, Fermín Urquijo, a solicitar la intervención del Tribunal de Cuentas.

En un escrito remitido al propio organismo, Urquijo solicitaba la comprobación y fiscalización de la contabilidad de la Junta Vecinal, tras haber descubierto «varios errores y ausencia de determinada documentación». Razones éstas que podrían motivar la intervención de este Tribunal si la petición hubiese venido de otro estamento.

Y es que, como responde el propio organismo, en este caso al Ayuntamiento de Castro, si bien su labor es la fiscalización externa de la actividad económica del sector público y el enjuiciamiento de la responsabilidad contable en que incurrieran quiénes tengan a su cargo el manejo de caudales o efectos públicos, no aporta información «a particulares». Es decir, «sólo pueden instar la iniciación de procesos fiscalizadores el propio Tribunal de Cuentas, las Cortes Generales, la Asamblea Legislativa de las Comunidades Autónomas u otros organismos representativos análogos que se pudieran crear». Por tanto, ni la junta vecinal ni el pedáneo están legitimados para realizar este tipo de peticiones.

Si Urquijo quiere seguir adelante con su iniciativa, deberá argumentar la necesidad de la misma en el Ayuntamiento para que sea la Administración local la que, si procede, inicie los trámites pertinentes. En cualquier caso, y a la espera de lo que suceda, vuelve a salir a la palestra la tan comentada mala praxis del anterior mandatario que ha tenido que escuchar cómo desde el PSOE, bajo cuyas siglas gobernó en la pasada legislatura, le acusaban de «despilfarrador, y poco transparente».

Mientras, Eguren sigue guardando silencio, lo que ha incomodado al PRC, partido con el que volvió a presentarse como candidato a la pedanía en las pasadas elecciones municipales. El edil regionalista, Javier Virto, mostraba recientemente su «sorpresa» porque Eguren «no haya dado ninguna explicación».

El informe del interventor
Tras meses recopilando facturas en la Junta Vecinal de Sámano, el interventor municipal realizó un informe del que se extraían algunos de los gastos de la anterior junta. Entre ellos, destacaban comidas cuyo importe llegaba a alcanzar los 3.000 euros. La junta contó con once teléfonos móviles que supusieron un gasto de 62.427 euros y Eguren destinó a fiestas 403.948 euros en cuatro años.

Fuente: El Diario Montañes (27-12-2011)

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Noticias 2006-2011

Noticias de la asociación de 2006 a 2011

Archivos

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: